La educación y los fines esenciales del Estado. Deberes, derechos y responsabilidades. Universidad y servicio educativo

Efrón, Marcelo Héctor (2005). La educación y los fines esenciales del Estado. Deberes, derechos y responsabilidades. Universidad y servicio educativo. In Efrón, Marcelo Héctor y Vega, Roberto Ismael, (Eds.), Aportes al debate sobre la gestión universitaria II (pp. 196-207). Buenos Aires: De los cuatro vientos. ISBN 987-564-399-8

[img] PDF - Versión publicada
Disponible bajo Licencia CC Atribución-NoComercial-SinDerivadas.

Descargar (344kB)
Twitter Mendeley ResearchGate Facebook Pinterest CiteULike

Resumen/Abstract

Las características primordiales de los sistemas de educación superior, sostiene Burton Clark constituyen un verdadero catálogo de razones de su tenaz resistencia al control estatal. No basta que los académicos crean en la libertad de enseñar e investigar, Así, la amplia gama de unidades académicas hacen del sistema una variedad compleja de organización donde la segmentación conduce a la división en compartimentos estancos en la cúpula. La base de los sistemas académicos ofrece una tenaz resistencia a la supervisión y controles desde arriba, debiendo considerarse con mayor rigor los sistemas donde es el propio estado el que resulta autoritario. Un control estatal fuertemente centralizado, arbitrario impone como contrapartida la fuga de los grandes talentos académicos, la parálisis de la investigación científica y la formación profesional. Sin embargo, la lucha entre el ser y el deber ser de las Universidades Públicas, como instituciones de derecho publico nos obligan a reconocer no solamente el rol que desde los aspectos políticos, sociales, culturales y educativos promueven, sino cual es el lugar que se les asigna en un estado de derecho, partiendo de la premisa de su integración a una organización administrativa nacional. En este sentido, debemos analizar en primer lugar, los fines particulares del estado y los cometidos públicos, concepto que desde una teoría del Estado, insinuáramos anteriormente. Así, partiremos del concepto que el bien común es un concepto abstracto, permanente, atemporal; son los fines o metas ideales a alcanzar por una comunidad política determinada, enunciados en forma genérica e invocada por todos los gobernantes cuando asumen la difícil tarea de dirigir los destinos de un país.

Tipo de Documento: Parte de Libro
Editores: Efrón, Marcelo Héctor y Vega, Roberto Ismael
Autores:
Editorial: De los cuatro vientos
Fechas:
  • Publicado: 2005
Palabras Clave: Educación Superior
Google Scholar: Ver citas en Google Académico
URI: http://nulan.mdp.edu.ar/id/eprint/2898
Exportar datos:
Personal Autorizado: View Item
Editar ítem

Descarga mensual. Últimos 12 meses